Nuestros Servicios

En MasQueTaller disponemos de todas las referencias de neumáticos que puedas imaginar, tanto nuevos como de ocasión, y la mejor tecnología para realizar el equilibrado.

Si quieres aprender más sobre los "pies" de nuestros coches, sigue leyendo:

  1. Claves para el cuidado de los neumáticos que te ofrecen los talleres mecánicos Málaga:
    • La profundidad del dibujo debe ser superior a 1,6mm. Se puede comprobar con una moneda de un euro.
    • Debemos revisar la presión de los neumáticos asiduamente para asegurarnos de que se mantenga dentro de los límites de seguridad marcados por el fabricante.
    • Hay que evitar golpear las ruedas con los bordillos, los resaltos y en general, revisar el neumático periódicamente para detectar posibles desgastes irregulares que comprometan la seguridad y la estabilidad del coche.
    • Aunque un neumático mantenga el dibujo intacto puede haber perdido propiedades si pasa el tiempo suficiente, por el desgaste físico de la goma.
    • Unos neumáticos con mal mantenimiento influyen negativamente en el consumo de combustible del coche.
  2. Neumáticos ecológicos:se diferencian del resto por estar fabricados con estructuras y compuestos que reducen la resistencia a la rodadura y por ello permiten ahorrar combustible. Según la distribuidora Grupo Andrés, se pueden ahorrar de cinco hasta siete euros por cada 1.000 km. recorridos. Además, afirman también que estos productos ecológicos son más seguros que los tradicionales, frenando mejor en mojado y seco y ofreciendo más adherencia en curvas.
  3. El etiquetado Europeo de neumáticos: Las etiquetas tienes como finalidad que el consumidor pueda comparar las características de los neumáticos fácilmente, ayudándole a decantarse por el que mejor se adapte a sus necesidades. Estas etiquetas clasifican los neumáticos en función de tres prestaciones claves: la eficiencia energética, la adherencia sobre suelo mojado y el nivel de ruido exterior.
    Etiquetado neumáticos taller de coches Málaga
    • Eficiencia energética: Aparece en la columna izquierda de la etiqueta (representado por un surtidor de gasolina). Se basa en la resistencia a la rodadura que ofrece el neumático, que es proporcional al consumo de carburante del vehículo y a las emisiones que produce.
    • Adherencia en mojado. Corresponde a la columna derecha de la etiqueta (representando por una nube con lluvia). Es el más importante para la seguridad e indica cuánto agarra el neumático en mojado. Cuanto más cerca de la A esté la calificación, mayor será su agarre en este tipo de superficie, lo que se traduce en distancias de frenada más cortas en condiciones de lluvia. Un G necesita hasta 18 metros más para detenerse que un A.
    • Ruido exterior. Aparece en la parte inferior de la etiqueta (representado por un altavoz). Señala el ruido exterior (el que contribuye a la polución acústica) que desprende un neumático al circular, medido en decibelios (dB).

El correcto equilibrado de las ruedas es fundamental para realizar una conducción confortable y para mantener las correctas funciones de los neumáticos.

Un mal equilibrado de las ruedas genera vibraciones que se trasladan a la dirección percibiéndose, en la mayoría de los casos, a través del volante a una velocidad que oscila entre los 90 y los 120 km/h. Además, reduce la vida útil del neumático, provoca un desgaste innecesario de la suspensión del vehículo y en maniobras de emergencia hacen perder la correcta adherencia.

Si dichas vibraciones se sienten a través del volante el origen podría estar en un mal equilibrado de las ruedas delanteras. Sin embargo, si se sienten en los asientos serían las traseras probablemente las mal equilibradas.

Los neumáticos se deben equilibrar cuando se montan por primera vez en la llanta o al montarlos tras una reparación. Del mismo modo, si se notan las vibraciones mencionadas, es muy probable que también sea necesario un equilibrado.

Gracias a la tecnología de la que disponemos en MasQueTaller podrás disfrutar de una suspensión cómoda y segura para ti y tu vehículo.

Los amortiguadores forman parte del llamado "Triángulo de la seguridad", junto a los neumáticos y los frenos, por lo que no debemos descuidarlos. Su función es muy sencilla: que las ruedas estén siempre en contacto con el asfalto, consiguiendo la máxima adherencia entre el neumático y la carretera.

Llevar unos amortiguadores desgastados supone un riesgo para la seguridad ya que aumenta la distancia de frenado y disminuye el control en curvas. ¿Cuándo debemos cambiarlos? La duración de los amortiguadores depende del uso. Con un uso normal los fabricantes recomiendan revisarlos cada 40.000 km y sustituirlos a los 60.000-80.000 km.

Podéis realizar una prueba muy sencilla vosotros mismos para determinar en qué estado se encuentran los amortiguadores. Para ellos presionamos sobre el capó del coche y luego soltamos. Si el vehículo oscila solo una vez significa que funcionan correctamente pero, si se producen oscilaciones, los amortiguadores podrían estar desgastados y deben ser revisados por un mecánico.

Para finalizar, los amortiguadores deben ser cambiados en parejas, del mismo eje, para garantizar el equilibrio del vehículo y evitar que quede descompensado.

Los frenos son un elemento esencial para la seguridad, es por ello que debemos asegurarnos de que se encuentran en perfecto estado.

¿Sabíais que el 25% de los coches que no pasan la ITV es por deficiencias en el sistema de frenos?

Puede que nuestro coche tenga un problema en los frenos si...

  • El pedal de freno tiene más recorrido, o menos, del habitual
  • Notamos el pedal esponjoso al presionarlo
  • El pedal está demasiado duro, ofreciendo mucha resistencia
  • Una rueda (al menos) se bloquea
  • El pedal de freno vibra
  • Frena poco en caliente
  • Al frenar el coche se va hacia un lado
  • Se oye un chirrido al frenar

En MasQueTaller disponemos de una amplia gama de aceites con la calidad que buscas para alargar la vida de tu motor.

El aceite se podría definir como la sangre del motor del coche, definición que nos da una idea de la gran importancia que tiene. Lubrica todas las piezas del motor, haciendo que las partes móviles se deslicen más fácilmente y no se calienten demasiado, evitando que lleguen a romperse al fundirse el metal del motor y se gripe.

¿Cada cuánto se debe cambiar el aceite?

Se aconseja cambiar el aceite cada 10.000 o 15.000 kilómetros o bien cada año, ya que como consecuencia del uso el aceite puede perder sus propiedades y no desempeñar correctamente su función dando lugar a averías que pueden dañar gravemente el motor.

¿Qué tipos de aceite hay?

En función de su composición, se pueden encontrar tres tipos de aceites: minerales, sintéticos y semi-sintéticos. Un aceite sintético presenta ventajas con respecto a uno mineral, ya que su durabilidad es mayor y se adaptan mejor a temperaturas muy altas y muy bajas. Por el contrario, para coches viejos que puedan presentar una mayor holgura en el motor es recomendable un aceite mineral, al ser éste más denso.

¿Qué función desempeña el filtro de aceite?

Como consecuencia del funcionamiento del motor se van generando pequeños restos metálicos que se mezclan con el aceite. La función del filtro de aceite es eliminar la mayoría de estas impurezas que circulan por los conductos del motor. Con el paso del tiempo la efectividad del filtro va disminuyendo por lo que es conveniente sustituir periódicamente también el filtro de aceite para asegurarnos de que el menor número de impurezas se mezcla con el lubricante.

¿Cómo medir el nivel de aceite?

Para medir correctamente el aceite es necesario que el motor del mismo se enfríe ya que a altas temperaturas el aceite se calienta y se expande. Una vez el coche se ha enfriado, se abre el capó y se busca la varilla del aceite. La sacamos, la limpiamos y la volvemos a meter para medir correctamente el nivel de aceite. Este nivel debe situarse entre las marcas de mínimo y máximo que hay en la varilla. Si el nivel esta cercano al mínimo es necesario añadir aceite para evitar una posible avería del motor por falta de lubricante.

¿Qué son el valor SAE y el valor API?

El valor SAE nos indica el grado de viscosidad del aceite. Hay aceites monogrados, pero los más comunes son los multigrado. En los aceites multigrado se indica la viscosidad del mismo a bajas y a altas temperaturas. Por ejemplo, un aceite 5W-30 se comporta como un monogrado 5 a bajas temperaturas y como un monogrado 30 a altas temperaturas. El fabricante del vehículo indica cual es el lubricante adecuado para el motor del mismo, aunque por regla general si se quiere una mayor protección en frío es conveniente un aceite con el primer número lo más bajo posible y si se quiere obtener una mayor protección en caliente se debe usar un aceite donde el segundo número sea lo más alto posible.

El valor API indica la calidad del aceite. Es un código formado por dos letras: la primera es una "S" si es un lubricante para motores de gasolina y una "C" si está destinado a motores diesel. La segunda letra indica la calidad del aceite y cuanto mayor sea, mejor es la calidad del mismo.

En MasQueTaller podrás elegir entre una gran variedad de baterías, sus amperios y sus precios con la mejor calidad y duración.

La principal misión de las baterías de los automóviles es almacenar la energía necesaria para poner en marcha el motor. Además, también da vida a sistemas eléctricos como la radio, las luces y los elevalunas cuando el motor se encuentra apagado.

No existe un tiempo de duración estándar de la batería, depende en gran medida del uso, el tipo de vehículo o de la calidad de la misma. No obstante, suelen tener una duración aproximada de cuatro años. Sin embargo, una batería se puede desgastar prematuramente cuando el alternador de nuestro coche se encuentra en mal estado o no envía una tensión constante a la batería, ya que es el que se encarga de recargarla. También con la llegada del frío suelen aparecer problemas en las baterías. Y es que las bajas temperaturas tienen mucho que ver en su pérdida de capacidad.

Unos consejos para que la batería dure más tiempo:

  • Pisa el embrague al arrancar el motor del coche.
  • Evitar aparcar el coche en lugares con temperaturas extremas, ya sea con mucho frío o con mucho calor.
  • Tenemos el coche parado durante mucho tiempo, es recomendable desconectar los bornes de la batería.
  • También se recomienda tratar de ahorrar electricidad, apagando los elementos eléctricos que no necesitemos del coche.

Cuando nos cuesta arrancar el motor del coche suele ser síntoma de que la batería comienza a fallar. Si esto ocurre y debemos cambiar la batería por una nueva, ojo si tu coche tiene dispositivos con código como la radio, pues una vez se desconecte la batería, necesitarás introducir la clave para que vuelvan a funcionar.

En caso de quedarnos sin batería, un remedio de emergencia puede ser utilizar unas pinzas.

En MasQueTaller cambiamos las llantas si lo deseas o reparamos las tuyas a un precio muy económico y con una gran garantía.

Las llantas de nuestros vehículos cumplen más funciones a parte de la meramente estética. Pueden, por ejemplo, refrigerar más o menos los frenos.

También es importante el material del que están fabricadas ya que, dependiendo del material, nos ofrecen una mayor resistencia y también una mayor ligereza que otros materiales.

Tipos de llantas

  • Las llantas de acero. Son las más utilizadas, las más económicas y las más pesadas, ya que suelen ser macizas para asegurar su resistencia. Generalmente los vehículos de gama baja y media suelen traerlas de serie.
  • Las llantas de aleación o aluminio. Este tipo de llantas mezclan materiales que otorgan ligereza y resistencia a la llanta. Son más estéticas, permitiendo diseños muy variados, brillantes y livianas que las de acero. Como desventajas, son más caras y sensibles a los golpes.

En MasQueTaller preparamos tu vehículo con total garantía para que supere satisfactoriamente la inspección técnica de los vehículos (ITV).

¿En qué consiste la inspección técnica de vehículos ITV? Os contamos paso a paso el proceso de inspección.

Al llegar a la ITV, debemos presentar los originales del Permiso de Circulación y la Tarjeta de Inspección Técnica.

Una vez nos llega el turno, el técnico comprueba la marca, tipo, número de bastidor y matrícula de nuestro vehículo, asegurándose de que coinciden con los datos que aparecen en la documentación que hemos presentado del mismo.

A continuación, comienza la inspección, revisando el estado del:

  • Interior: Funcionamiento de puertas, ventanillas y cierres, anclaje de cinturones de seguridad, espejo retrovisor interior, visibilidad en general, apoyacabezas, aristas y volante.
  • Exterior: Placas de matrícula, espejos retrovisores, limpiaparabrisas, guardabarros y estado general de la carrocería.
  • Luces: Se revisan las luces de largo y corto alcance, y la intensidad e inclinación del haz luminoso. Además, se comprueba el correcto funcionamiento de las restantes indicaciones luminosas y de señalización, como los intermitentes, luces de freno y marcha atrás.
  • Sistema de frenos de ambos ejes: Mediante un frenómetro se comprueba que las ruedas de un mismo eje tengan la misma fuerza de frenada.
  • Final del proceso, el vehículo se sitúa sobre un foso o elevador, donde se comprueban las posibles holguras en la dirección y todos sus elementos (rótulas, rodamientos). También verifican el estado de los bajos del vehículo, el bastidor, la carrocería, la alineación de la dirección, el depósito de combustible, el líquido de frenos, el tubo de escape, la transmisión, revisión de los ejes delantero y trasero, amortiguación y suspensión, posibles pérdidas de aceite o líquido de freno, deterioro de componentes mecánicos, nivel de ruidos, emisión de gases contaminantes y, por último, el estado de desgaste de los neumáticos y rueda de repuesto.

En MasQueTaller estamos provistos de una amplia gama de bombillas y luces para tu automóvil sin excepción alguna ofreciéndote grandes marcas y una larga duración.

El sistema de iluminación del vehículo constituye uno de lo elementos fundamentales para la seguridad de la conducción. El buen estado de las bombillas es indispensable para que este sistema de seguridad activa lleve a cabo su misión.

Se pueden distinguir diferentes tipos de luces en el coche, que en función de la marca y el modelo del mismo usarán distintos tipos de bombillas, aunque fundamentalmente se pueden clasificar en:

  • Luces de posición delanteras y traseras
  • Luces de freno
  • Intermitentes delanteros, traseros y laterales
  • Luces de marcha atrás
  • Luces antiniebla delanteras y traseras
  • Luces de cruce
  • Luces de carretera

Dependiendo de la tecnología que emplean, las lámparas de vuestro coche pueden ser básicamente de 4 tipos: incandescentes, halógenas, Xenon y LED.

Las lámparas incandescentes son las más ineficientes y las que menos duración tienen por lo que su empleo cada vez es menos habitúal. Con la aparición de las lámparas halógenas se logra una iluminación más blanca y duradera mediante el uso de un gas halógeno. Con los faros de Xenon se consigue aún más iluminación y durabilidad pero a cambio su coste es mayor. Por último, las luces LED cada vez están mas presentes en luces diurnas e indicadores como las luces de freno e intermitentes aunque su coste es aún mayor que las de Xenon.

Debido a la dificultad que supone en muchos de los modelos actuales la sustitución de una bombilla, ya no es obligatorio llevar un juego de luces en el coche y para la operación de cambio de la lámpara fundida es necesarío acudir al taller de coches Málaga.

Sin embargo, es necesario que en caso de que alguna de las lámparas de vuestro coche esté fundida acudáis al taller mecánico Málaga lo antes posible porque no está permitida la circulación con alguno de los faros fundidos y os podría acarrear una sanción.

En MasQueTaller disponemos de una maquinaria de alto nivel a la hora de cargar tu aire acondicionado y con un precio anticrisis.

Seguro que no podríais imaginaros un viaje en verano o aguantar un atasco al mediodia sin disponer de aire acondicionado. Pero como todo elemento requiere, para su correcto funcionamiento, un buen mantenimiento.

Es recomendable realizar un chequeo del sistema de aire acondicionado al menos una vez al año o cada 15.000 kilómetros, que permita detectar problemas en los elementos que lo constituyen, como son: filtro de habitáculo, botella deshidratante, válvula de expansión, evaporador, compresor y condensador. Se trata de un sistema cerrado en el que circula un gas que mediante cambios de estado se enfría y produce que el aire que circula por los conductos de ventilación salga a menos temperatura.

Un aspecto muy importante a tener en cuenta es que la carga de gas del aire acondicionado sea correcta ya que si éste no es suficiente, el sistema no será capaz de enfriar el habítaculo de vuestro coche. Llevando a cabo la carga de aire acondicionado de vuestro coche se solventa este problema y podréis volver a disfrutar de una temperatura agradable que haga más confortable la conducción.

Disponemos de la máquina de carga para el refrigerante R1234yf obligatorio en los vehículos con fecha posterior al 1 de enero de 2018.

La tecnología e instalaciones de las que disponemos en MasQueTaller, taller chapa y pintura Málaga, os garantizan un trabajo eficaz, rápido y con un acabado y finalización que os sorprenderá, todo ello contando con un equipo de profesionales de máximo nivel especialistas en taller chapa y pintura Málaga.

La carrocería de vuestro coche puede verse dañada por multiples factores como accidentes, roces, factores meteorológicos como por ejemplo una granizada que pueden requerir un trabajo de chapa y pintura.

Es importante no descuidar estos daños ya que pueden afectar, en el caso de los más grave, a la estructura interna del vehículo y, en casos leves como pequeños arañazos o roces, puede producirse la oxidación de la chapa, además de los aspectos estéticos.

A la hora de realizar una reparación de chapa y pintura, primero se aplica la masilla para recuperar la forma original de la pieza. Posteriormente se lija convenientemente y se pasa a la cabina de pintura dónde se procede a aplicar el aparejo, que permite conseguir una superficie lisa y regular. Tras dejar secar el aparejo se eliminan el polvo y las impurezas mediante un nuevo lijado previo al proceso de pintado. Después de esto se aplican las manos de pintura y barniz que permiten dejar la pieza como nueva.

No olvide dejar este tipo de reparaciones en manos de profesionales y en MasQueTaller somos taller chapa y pintura Málaga especializado.

En MasQueTaller dejaremos los faros de tu vehículo como nuevos gracias al pulimento e instrumentos utilizados en nuestras instalaciones.

Uno de los aspectos que son revisados a la hora de pasar la ITV es que la intensidad, altura y forma del haz proyectado por los faros de vuestro coche sean correctas.

Como consecuencia de la exposición al sol y la oxidación, el policarbonato del que están fabricados los faros comienzan a perder su transparencia y se vuelven ópacos y amarillentos, lo que, además de los resultados estéticos, suponen un riesgo para la seguridad debido a una incorrecta difusión del haz de luz que repercute en la visibilidad de la carretera a la hora de conducir y en la facilidad con la que los demás conductores nos ven.

Una sencilla solución para este problema es el pulido de los faros. En esta operación se microlija la superficie que se ha vuelto amarillenta y opaca, lo que permite recuperar su transparencia original consiguiendo que desempeñen correctamente sus funciones, sin necesidad de sustituir el faro.

Otro factor que influye a la hora de que desempeñen su función correctamente es la alineacion de los faros. Como consecuencia de las vibraciones producidas por la conducción, puede que los faros pierdan su alineación y la iluminación no se correcta o produzca deslumbramientos a otros conductores. Este problema es solucionable realizando una alineación de los faros en el taller de coches Málaga, de manera que éstos vuelvan a iluminar de forma adecuada.

La correa de distribución de vuestro coche desempeña una labor fundamental en el motor, ya que se encarga de sincronizar el cigueñal con el árbol de levas, permitiendo el correcto funcionamiento del mismo.

Como norma general la correa de distribución se debe cambiar cada 5 años o cada 70.000 / 120.000km en función de lo indicado por el fabrícante del coche en el manual de mantenimiento, aunque es importante ir realizando comprobaciones de su estado periódicamente.

Es imprescindible realizar un correcto mantenimiento de la misma ya que, en caso de rotura de la correa de distribución, los daños al motor pueden ser considerables. En los motores de interferencia, aquellos con una tolerancia estrecha entre las valvulas y los pistones, las válvulas que estén abiertas en el momento de la rotura de la correa, son aplastadas o torcidas por los pistones en su libre movimiento. Además también se pueden ver afectados otros elementos como bielas, bomba de agua, árbol de levas o cigueñal, lo que supondría una avería con un alto coste de reparación.

Algunos de los síntomas que pueden alertar de la necesidad de cambiar la correa de distribución, aunque ésta no haya alcanzado su fecha de sustitución, pueden ser un exceso de humo expulsado por el escape, vibraciones en el motor y en el coche al conducir o dificultad a la hora de arrancar en coches con un elevado número de kilómetros.

En lugar de correa de distribución, algunos coches vienen equipados con cadena de distribución. La ventaja de la cadena frente a la correa es que no es necesario realizar la sustitución de la cadena periódicamente, aunque por contra las correas suelen ser algo más silenciosas.

El sistema de direccíon de vuestro coche es el encargado de orientar las ruedas delanteras del mismo para que siga la trayectoría indicada al girar el volante. Por ello es necesario que se encuentre en perfecto estado para poder realizar una conducción segura.

Algunos de los elementos que forman parte de este sistema son: las rotulas de dirección, las rotulas de la suspensión, los triángulos de suspensión y los silentblocks. Es imprescindible que cada uno de estos elementos estén en buenas condiciones ya que si no podría afectar negativamente a la conducción dando lugar a vibraciones, ruidos y falta de estabilidad al volante.

Una evolución de este sistema, ya presente en todos los coches actuales, es la dirección asistida que permite mover empleando una menor fuerza las ruedas del coche, fundamentalmente a bajas velocidades. En función de la tecnología empleada éstas pueden ser hidráulicas, electricas o una combinación de ambas. En el caso de las hidráulicas otro aspecto a revisar en el sistema es el nivel del líquido de dirección asistida, ya que un nivel bajo de éste provocará un funcionamiento incorrecto del sistema.

Tras realizar cualquier modificación en el sistema de dirección es necesario realizar la alineación de las ruedas de nuestro coche para que afinar su funcionamiento.

En MasQueTaller revisamos el estado de los airbags y sustituímos los airbags con total garantía y seguridad.

El airbag es uno de los elementos de seguridad pasiva más importantes presente en vuestro coche. Su objetivo es el de amortiguar el impacto del cuerpo de los pasajeros del vehículo contra las diferentes partes del habitáculo en caso de accidente.

Los elementos fundamentales que permiten al airbag desempeñar su labor son: una bolsa, que es la que se rellena de nitrógeno en caso de accidente; un detector de impacto, que percibe cuando ha tenido lugar una colisión y desencadena el inflado de la bolsa; y un sistema de inflado que por medio de una reacción química genera una gran volumen de gas que permite inflar el airbag en 20 centésimas de segundo y de esta manera amortiguar el impacto.

Existen distintos tipos de airbag, entre los que se distinguen fundamentalmente tres: los frontales, que se encuentran en el volante y en el salpicadero; los laterales, normalmente localizados en el interior de las puertas o en el lateral de los asientos; y por último los de cortina, situados en el techo y que protegen en caso de vuelco.

En caso de que el airbag salte tras un accidente, es necesario realizar en el taller de coches Málaga la sustutición del mismo ya que para este dispositivo no es posible su reparación.

En el salpicadero de vuestro coche podéis encontrar un testigo de airbag que al arrancar debe encenderse y apagarse. En caso de que el indicador permanezca encendido es imprescindible acudir al taller mecánico Málaga lo antes posible, ya que indica un mal funcionamiento del sistema que podría suponer que en caso de colisión el airbag no se desplegase.